Los beneficios derivados del consumo del limón son tan variados como desconocidos. Por eso, hoy vamos a hablar de las ventajas de este cítrico en esta época del año. Desde cómo puede ayudarnos a sentirnos menos pesados hasta el uso que podemos darle para mejorar las dolencias más frecuentes en Navidad.

Y es que si algo tenemos claro, es que después de leer este post, amarás el limón por encima de todas las cosas

Mejora los procesos estomacales.

Todos sabemos que diciembre trae consigo reencuentros con familiares y amigos, reencuentros que realizamos alrededor de una mesa o junto a una barra. Hasta el bar del pueblo tiene un aura distinta en navidad, y nuestro estómago termina pagando las consecuencias de esa socialización.

¿Cómo podemos ayudarlo? El limón aunque sea un cítrico ácido, tiene un efecto alcalinizante sobre el cuerpo, lo que quiere decir que ayuda a regular el pH, provocando un efecto beneficioso sobre los ácidos estomacales, ayudándonos con indigestiones y problemas de acidez.

Salud capilar.

Otro de los grandes desconocidos sobre los usos del limón es la mejora considerable que  provoca en la salud capilar. El zumo (o jugo) de limón natural ayuda a prevenir la caspa y mejora notablemente el brillo del cabello, dejándolo con un aspecto fuerte y sano.

Efecto antioxidante y diurético.

El limón, además de contener vitamina C que ayuda a la absorción del hierro, contiene un elevado número de sustancias antioxidantes beneficiosas para la salud. Al mismo tiempo, por sus propiedades diuréticas, previene la retención de líquidos y ayuda a la depuración de toxinas de manera natural.

Alivio significativo de la afonía.

Los cambios de temperatura y el vernos obligados a hablar más alto de lo normal estos días acaba pasando factura a nuestras cuerdas vocales. Un remedio para la afonía consiste en beber agua caliente, miel y jugo de limón. Esto mejora las molestias de garganta y ayuda a recuperar la voz en menos tiempo, para poder seguir disfrutando de familia y amigos en perfectas condiciones.

Limón en ayunas.

Son muchos los que ya lo han probado y se han convertido en adeptos. Debido a todos los beneficios ya mencionados, hay quien incluye en su rutina diaria un vaso de agua tibia con limón en ayunas cada mañana al levantarse, ya que además debido a sus propiedades antioxidantes, diuréticas y alcalinizantes, este remedio también ayuda a quienes quieren bajar de peso.

En definitiva, el limón, además de ser adorado por todos los que lo conocemos, es considerado como uno de los remedios naturales más polivalentes y sanos que podemos encontrar.

Si aún no has descubierto por ti mismo todos sus beneficios, esta Navidad es el momento ideal para comenzar.