El día 31 de octubre se celebra la fiesta de Halloween, en la que los niños (y a veces no tan niños) salen por las calles a pedir dulces a sus vecinos. En ese día, las casas y las calles se decoran con los adornos típicos de la fiesta, y todo va relacionado con la temática de terror, propia de la noche más terrorífica del año.

En cuanto a la comida, también es posible realizar platos que lleguen a ser parte de la decoración de la fiesta, y una de las mejores opciones para ello es realizar tartas con cítricos, ya que es una buena manera de unir la temática de Halloween con la elaboración de un dulce delicioso e irresistible para toda la familia. Si tienes invitados o vas a preparar alguna fiesta de Halloween en tu casa, aquí te dejamos dos opciones con las que demostrar tus dotes en la repostería.

Dos tartas con cítricos para Halloween

Una receta muy fácil y que les gustará a todos es la tarta de limón y merengue. Lo primero que habrá que hacer es el bizcocho, con huevos, azúcar y harina tamizada, que prepararemos durante media hora al horno a una temperatura aproximada de 180º. Este bizcocho se rellena de la crema pastelera de limón, que previamente habrá sido preparada, y todo ello irá recubierto con un esponjoso merengue, que servirá tanto para darle un toque más dulce a la tarta, como para decoración, ya que con una manga pastelera, será muy fácil crear las formas de unos fantasmas que les encantarán a tus invitados.

La segunda opción aún te ofrece más facilidades, ya que solo es necesaria la batidora para su elaboración. Realizaremos un bizcocho de naranja mezclando todos los ingredientes para hacer el bizcocho (azúcar, harina y huevos) en su medida según la cantidad, con trozos de naranja, tras elaborar el bizcocho en el horno, lo rellenaremos con chocolate líquido. Este chocolate será tan fácil de elaborar como hacer chocolate a la taza, con leche y a fuego lento. Para acabar la tarta bañaremos el bizcocho por encima con más chocolate, creando una capa que lo cubrirá completamente. Delicioso ¿verdad?