Hoy queremos hablaros de algo que nos encanta, el zumo de naranja. Un desayuno completo y delicioso debe incluir un rico zumo de naranja para empezar el día con la energía que necesitas.

Y a quién no le gusta que lo despierten con este delicioso manjar, por supuesto recién exprimido. Pero a pesar de que nos apasiona, ya que las naranjas te aportan una inmensa cantidad de nutrientes y vitaminas de manera deliciosa, pensamos que las propiedades y las virtudes del zumo de naranja han podido llegar a ser exageradas.

Mira que nosotros somos los fan número uno de un buen zumo de naranja recién exprimido, pero aunque quisiéramos, no es la poción mágica que Panorámix preparaba en su marmita para otorgarles a los galos una fuerza sobrehumana.

Así que aquí te traemos algunos de los beneficios de tomarte un buen vaso de zumo de naranja y algunas que otras leyendas sobre el mismo.

El zumo de naranja no…

  • Ayuda a que la fiebre baje, por mucho que nos empeñemos en bebernos litros y litros de zumo de naranja, ningún estudio ha demostrado que éste sea capaz de que la fiebre disminuya.
  • Quema grasa, aunque sí te ayuda a adelgazar. A ver, tomar un zumo de naranja todas las mañanas no va a hacer que tu grasa acumulada desaparezca, lo que pasa que la naranja, como cualquier fruta, puede ayudarte en tu pérdida de peso por su alto contenido en fibra.
  • Es el alimento con mayor vitamina C, al igual que sus primos los limones o las mandarinas. Al ser un cítrico es un alimento que contiene grandes cantidades de vitamina C, pero no el que más. Otros alimentos como el brócoli o el perejil aportan la misma cantidad que las naranjas.
  • Pierde sus vitaminas si no lo tomas inmediatamente después de exprimirlo. Esta es otra de las mentiras que más se ha extendido en la sociedad, y nada más lejos de la realidad. Si bien, el tiempo, la temperatura y la luz solar puede afectar a la composición del zumo de naranja, pero como a cualquier alimento ¿no?

El zumo de naranja sí…

  • Ayuda a prevenir los resfriados, no quiere decir que ahuyente totalmente a la gripe, es sólo que debido a su alto contenido en vitamina c, refuerza nuestro sistema inmunológico y tienes menos posibilidades de caer enfermo.
  • Reduce los niveles de colesterol LDL (malo) gracias a gran parte de sus nutrientes como la vitamina A, la vitamina C, el magnesio o el potasio, que contribuyen a mantener los niveles de colesterol equilibrados.
  • Controla la presión arterial, por lo que el zumo de naranja es muy recomendable para personas que sufren hipertensión. Esto es gracias al potasio, que es un nutriente que controla el equilibrio de líquidos y de sodio.