La fruta y la verdura siempre deben estar presente en la dieta diaria, ya que, como bien es sabido, aportan infinidad de beneficios y ayudan a cuidar tu salud. Pero, en ciertas épocas del año, como es el otoño y el invierno, en las que se sufren cambios bruscos de temperatura, somos más propensos a caer resfriados o peor, con la gripe. Para ayudar a proteger nuestro cuerpo de estas enfermedades, tus mejores compañeros van a ser sin duda los cítricos.

Prevenir la gripe y los resfriados con cítricos

Se debe saber que no sólo las bajas temperaturas hacen que nos resfriemos y enfermemos por gripe, la realidad es que, además de esto, estamos expuestos a factores externos como los virus, las bacterias, hongos, etc. Los que hace que nuestras defensas bajen y consigan que nuestro cuerpo se resienta.

A pesar de esto, el cuerpo humano está preparado para protegerse de estos ataques a través del sistema inmunológico, el cual, defiende el cuerpo mediante diferentes métodos que impiden que los agentes agresores lo dañen. Si a esto le sumas el consumo de cualquier cítrico en cualquiera de sus formas, naranja, mandarina, en zumo, como fruta, etc.…ayudarás a que los posibles ataques sean ínfimos debido a su alto contenido en Vitamina C, gran aliado tanto para evitar los problemas respiratorios como para el estreñimiento, la anemia, los mareos, reumatismo, insomnio, asma o problemas de la piel.

Consumiendo cítricos puedes prevenir algunas enfermedades que afectan a las vías respiratorias gracias a la acción antioxidante que presentan los mismos, sumándole además, la infinidad de beneficios que los cítricos aportan a la salud en general.

Así que no lo pienses más, consume cítricos de manera habitual y aprovéchate de todos sus beneficios y, sobre todo, de su ayuda en la prevención de la gripe y el resfriado. Ahora tú decides: en zumo, la porción de fruta en sí, cocinados… sea como sea, rodéate de cítricos esta temporada.