El albaricoque es una fruta que originalmente procede de un clima templado como Asia y África, por lo que a pesar de no ser muy sensible al frío necesita de climas templados para ser cultivados.

El consumo de esta fruta es de mayo a agosto la temporada ideal, pero también tenemos en abril la recolección temprana, y en septiembre y octubre la recolección tardía. En este artículo nos centraremos en los beneficios que te puede aportar esta deliciosa fruta.

Beneficios del albaricoque

El albaricoque es una fruta plagada de beneficios para la salud ya que es rico en vitaminas, y minerales, mientras que también destacan por su contenido en betacaroteno y taninos. Pero. ¿conoces todos sus beneficios? Allá vamos.

  • Ayuda con la digestión. El albaricoque, tomado antes de cada comida, ayuda al estómago a prepararse para que los alimentos tengan una buena digestión debido a su reacción alcalina que neutraliza los ácidos.
  • Contiene antioxidantes. Los antioxidantes del albaricoque te ayudarán a que tu cuerpo se mantenga en forma y te proteja de los radicales libres que pueden generar cáncer, enfermedades autoinmunes y las enfermedades cardiovasculares.
  • Previene la anemia. El albaricoque es muy rico en hierro, lo que hace que sea ideal para luchar contra la anemia. Además, contiene cobre, que facilita la absorción de hierro por el cuerpo. Si se toma esta fruta durante un largo período de tiempo, aumentaremos nuestras hemoglobinas. A las mujeres con flujos menstruales abundantes se les recomienda comer mucho albaricoque.
  • Limpia los riñones. Esta fruta es rica en potasio, y éste es ideal para reducir las enfermedades de riñón. Tomarla ayuda a eliminar las piedras en el riñón y evita la nefritis.

El albaricoque es una fruta ideal para todas las etapas de la vida, y además de por salud, de sabor ¡está buenísimo! ¿Eres un amante de los albaricoques como nosotros? Seguro que ahora sí.